jueves, 21 de octubre de 2010

Curiosidades: Florence Foster Jenkins

Florence JenkinsHoy me gustaría hablar de la historia de Florence Foster Jenkins, una excentrica mujer, hija de una familia acomodada, que pese a la negativa de sus padres a continuar sus clases de estudio siendo joven, por su evidente falta de cualidades, se fugó a Filadelfia con Frank Thornton Jenkins, quien más tarde se convertiría en su marido.

Pasó algunos años en Filadelfia formando parte de la vida musical de la ciudad, dando clases e incluso dando algún modesto recital, no obstante, tras heredar una gran fortuna a la muerte de sus padres, Florence dió rienda suelta a sus ambiciones.
Creyéndose una grandísima soprano pese a tener unas cualidades más que discutibles y una innegable falta de oido musical, basó su nueva carrera musical en las posibilidades que le permitía su gran capital. Sus acompañantes musicales, casi siempre Cosme McMoon, generalmente se veían obligados a hacer grandes variaciones para compensar sus cambios de tempo, de tono y sus continuos fallos rítmicos y sus conciertos, estaban siempre plagados de gente con la única intención de pasar un rato divertido a costa de los frecuentes desatinos que tenían lugar en los recitales.

Jenkins y McMoon

Por si esto no fuera suficiente, el repertorio favorito de Florence, estaba basado en grandes obras de Mozart, Verdi o strauss, tan por encima de sus capacidades que aún se hacía más evidentes las masacres en que esta mujer convertía obras maestras.

Casi al final de su extraña carrera musical, Florence tuvo un accidente de tráfico en un taxi. Lejos de demandar al taxista por el accidente, Florence descubrió que a raiz de él, era capaz de entonar un Fa, más alto, con lo que agradecida, le envió una caja de puros de alta gama como regalo.

Finalmente Florence, redujo al mínimo sus conciertos, limitándose a algunos favoritos y su recital anual del hotel Ritz-Carlton, pese a las múltiples peticiones de sus "admiradores", aunque finalmente accedió, dando un último concierto multitudinario en el famoso Carnegie Hall el 25 de Octubre de 1944, y las entradas se agotaron semanas antes del concierto.

Florene Foster Jenkins falleció un mes después completamente convencida de su talento y de su éxito, tal y como siempre había vivido.

Florence Jenkins
 
Pongo aquí un pequeño video con una interpretación de Jenkins de "La Flauta Magica" de Mozart, donde son especialmente evidentes los esfuerzos del pianista, para sacar a flote la actuación tratando de compensar las horribles salidas de tono y las multiples desafinaciones de la "artista".

2 comentarios:

Silvia dijo...

Un amigo colleccionista de vinilos y que además vivía de eso, nos invitó a oir algo inusual, una delicatessen musical, y cuando la oímos no dábamos crédito, La flauta mágica ( me parece), algo muy muy difícil, y si al pianista le costaba seguirla, a mis oídos mucho más¡¡¡
Toda una experiencia.
www.silvitainwonderland.blogspot.com

Anónimo dijo...

Bonjour, j'adore votre blog lentejasdefrankfurt.blogspot.ru. Yat-il quelque chose que je peux faire pour recevoir les mises à jour, comme un abonnement ou quelque chose? Je suis désolé je ne suis pas familiariser avec RSS?